Flamengo remonta a River en la agonía y alza la Libertadores

De un partido intrascendente, a un doblete fulminante. De descarte del Inter de Milán, a campeón de Sudamérica.

25 noviembre 2019 |

De un partido intrascendente, a un doblete fulminante. De descarte del Inter de Milán, a campeón de Sudamérica.

Los dos goles de Gabriel Barbosa en la agonía del partido le dieron la vuelta al marcador y Flamengo derrotó el sábado 2-1 a River Plate para conquistar su segunda Copa Libertadores.

Cuando el equipo argentino acariciaba su segunda consagración consecutiva, el delantero que tuvo un paso desdichado en su incursión al fútbol europeo capitalizó un par de errores defensivos para que el Mengao brasileño se coronase campeón, 38 años después de su primer y único título.

“Mañana seremos los dueños de Río”, dijo Gabriel. “Quiero que todos los torcedores de Flamengo salgan a las calles, vamos a invadir Río”.

El tanto del delantero colombiano Rafael Santos Borré a los 14 minutos puso en ventaja a River, que lo había hecho casi todo bien hasta los tres minutos fatídicos sobre la hora.

"Hemos jugado un partido muy malo”, reconoció Filipe Luis, el lateral izquierdo de Flamengo. “El destino ha querido que ganemos. Así es el fútbol”.

“Gabigol” definió primero a los 89 tras ser asistido por el volante uruguayo Giorgian de Arrascaeta, dejándole el balón en todo el medio del área para rematar con el arco vacío. Y facturó el de la victoria en los descuentos tras recibir un pase en profundidad.

Dicen que tocar la copa al salir de la cancha es una acción que da mala suerte. Fue lo que hizo el delantero de 23 años previo al silbatazo inicial en el estadio Monumental de Lima. Gabriel acabó despidiéndose cubierto de gloria y como máximo goleador de esta edición de la Libertadores, autor de nueve tantos en 12 partidos.

Fue la primera vez que la final de la Libertadores se definió en un único encuentro. El partido fue trasladado a la capital peruana de forma sorpresiva a inicios de mes, luego que la CONMEBOL cambió la sede inicial en Santiago de Chile debido a una oleada de protestas en el país vecino.

Flamengo, que está muy cerca de alzarse campeón de la liga brasileña, no reinaba en la Libertadores desde que venció a Cobreloa de Chile en la definición de 1981. Ese equipo tenía como referente al legendario Zico.

Tras el gol de Borré, el equipo de Marcelo Gallardo manejó el partido con orden e inteligencia.

Pero no supo liquidar el duelo y la ráfaga de Flamengo fue fulminante.

La primera anotación de los brasileños llegó en una jugada en la que el delantero millonario Lucas Pratto perdió un balón. Diego, Bruno Enrique y de Arrascaeta se combinaron hasta dejárselo para el toque de Gabriel.

Tres minutos después, no perdonó tras un pase largo de sus defensores. Gabriel lo dominó frente a Javier Pinola y Lucas Martínez Quarta, ambos mal en el despeje de una pelota cerca de la medialuna.

“¿Fue como aquella final Manchester United-Bayern Múnich hace 20 años?”, dijo el volante y capitán de Flamengo Everton Ribeiro a modo de consulta a los periodistas. El United ganó la Liga de Campeones de 1999 con dos goles en los descuentos para vencer 2-1 a su rival alemán.

“No los pudimos matar y reaccionaron sobre el gol”, se lamentó el volante de River Enzo Pérez. “Después encontraron el segundo y no tuvimos respuestas para ir a buscar el empate”.

Los últimos segundos tuvieron algo más de drama. El volante de River Exequiel Palacios fue expulsado por propinarle una patada a Bruno Henrique. Gabriel también vio la roja tras aplaudir sarcásticamente al árbitro.

Gallardo, quien aspiraba a su tercera Libertadores con el club, se retiró de la cancha con los ojos llorosos.

“La sensación claramente es de dolor, teníamos el partido a pocos minutos”, dijo Gallardo. “La sensación de estar a tan poco y quedarse sin nada es dura y hay que digerirla. Hoy nos toca perder, duele, pero siento orgullo por mis jugadores”

Flamengo es el equipo más popular en Brasil y el domingo podrá tener un motivo adicional para celebrar. Aseguraría el cetro del Brasileirao con cuatro fechas de anticipación si su escolta Palmeiras no le gana a Gremio. Será el séptimo título nacional para el club carioca, y el primero desde 2009.

Su técnico portugués Jorge Jesus tomó las riendas hace apenas seis semanas y atrapó su primer gran título internacional, luego de un par de derrotas en finales de la Liga Europa al mando de Benfica en 2013 y 2014.

Jesus se convirtió en el segundo entrenador europeo que gana la Libertadores. El otro fue el croata Mirko Jozić, quien sacó campeón al Colo Colo chileno en 1991.

Flamengo también sacó pasajes a Qatar el próximo mes para disputar el Mundial de Clubes.

Y tendría la posibilidad de revalidar el título continental en casa. La CONMEBOL designó al estadio Maracaná como sede de la final de 2020.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.entiempolatinony.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.entiempolatinony.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.