El precio del oro sube a 1.926 dólares en un clima incierto

El precio del oro subió más de 30 dólares el lunes, a más de 1.926 dólares por onza, conforme los inversionistas apostaban por el metal precioso, considerado como un valor seguro en medio de incertidumbre por las tensiones entre Estados Unidos y China y la recuperación de la pandemia del coronavirus.

27 julio 2020 |

El oro cotizaba a 1.926,20 dólares a primera hora de la tarde en Asia. Ganó un 1,5% tras batir su récord de 2011 el viernes.

Los precios del oro y la plata han subido al tiempo que crecían las cifras de contagios y empleos perdidos en Estados Unidos y otras economías, avivando el temor en torno al virus y a la peor crisis económica desde la década de 1930.

Los inversionistas optan a menudo por llevar sus activos a “refugios seguros” como metales preciosos y bonos para protegerse de riesgos cuando caen los mercados. Los analistas vigilan sus precios como indicador de cómo ven los inversionistas las perspectivas económicas.

Hace unos meses pronosticaron que el precio del oro para el futuro (2049) en 25.000 dólares la onza

 

De una manera más o menos continuada los videntes, augures y magos de las finanzas vaticinan cuál será en un futuro el precio tope del oro, el techo del metal precioso y cómo responderán los mercados ante cifras hoy impensables. Desde prestigiosas entidades bancarias suizas o alemanas, pasando por organismos internacionales y entidades económico-financieras lanzan el precio del oro a cifras como 3.000, 6.000. 10.000 o 15.000 dólares la onza. Ahora, el experto financiero y analista de metales preciosos Kelsey Williams* destapa un órdago a la grande echado por el canadiense Pierre Lassonde que eleva la “apuesta” hasta 25.000 dólares la onza.

El filántropo canadiense y cofundador de Franco-Nevada, Pierre Lassonde, dice que el oro podría alcanzar los 12.500 dólares la onza para 2049 y que bajo las condiciones «correctas», podría llegar a 25.000 dólares.

La diferencia entre el «precio objetivo promedio» de 12.500 dólares y el posible precio de 25.000 dólares es enorme. Pero no es un diferencial poco realista. “Las diferencias extremas en los precios promedio y los precios máximos parecen normales para el oro”, asegura Kelsey Williams.

En enero de 1980, el precio del oro alcanzó un máximo de 850 dólares por onza. Durante todo ese año el precio promedio de cierre fue de  614 dólares por onza.

Ya, en 2011, año en que el precio del oro alcanzó un máximo cercano a 1.900 dólares por onza, el precio promedio de cierre del oro fue de 1.573 dólares, cifra enormemente alta si tenemos en cuenta que el año anterior la media estuvo en 1.226 dólares la onza.

Entonces, se pregunta Williams, ¿en qué precio debemos centrarnos? “¿El precio objetivo promedio de 12.500 dólares o el posible precio máximo de 25.000 dólares que pronostica el antiguo presidente del Consejo Mundial del Oro?”.

El precio objetivo de 25.000 dólares la onza para 2049 está a treinta años de distancia. Eso es mucho tiempo de espera; incluso si Lassonde tiene razón. “Pueden pasar muchas cosas en treinta años”, reflexiona Willians.

El precio actual del oro ronda los 1.500 dólares por onza. Si ese precio alcanza los 25.000 en 2049, eso es un rendimiento anual del 10%, y eso suena muy bien. Quizás demasiado bien.

Históricamente hablando, dice el analista, el período de 30 años más rentable del oro para el precio ocurrió entre 1970 y 2000. El precio al comienzo de ese largo período fue de 35 dólares la onza. Al final de las tres décadas era de 280 dólares. El rendimiento anual promedio fue de poco más del 7%.

Desafortunadamente, todas las ganancias se produjeron en los primeros diez años, cuando el precio del oro se disparó de 35 dólares por onza a un máximo de 850 dólares, con un promedio de ganancias del 37%. Después de eso, todo fue cuesta abajo durante los siguientes veinte años.

El siguiente período de diez años más rentable ocurrió entre 2001 y 2011. Durante esa etapa, el precio del oro se apreció a una tasa anual promedio de casi un 22%.

A esto le siguieron cuatro años y medio de precios decrecientes y tasas de rendimiento anuales negativas.

“El patrón de largos períodos de disminución de los precios del oro entretejidos con los aumentos bruscamente más altos en períodos más cortos ha llevado a una disminución de las tasas anuales promedio de rendimiento del oro”, afirma Williams. “También es bastante posible que el oro se dirija significativamente más bajo antes de que se dirija más alto en serio. En otras palabras, los nuevos máximos en oro probablemente no estén a la vuelta de la esquina”.

El oro tiene un precio en dólares estadounidenses. Las transacciones internacionales se liquidan en dólares estadounidenses. El cambio en el precio del oro en dólares estadounidenses es un reflejo de los cambios en el valor del dólar estadounidense.

A este respecto, analistas occidentales y orientales coinciden en algo: El oro es la medida original de valor. El precio del oro en dólares nos dice cuánto vale el dólar, no cuánto vale el oro. Lo mismo se aplicaría si el oro tuviera un precio en euros, y yuanes o cualquier otra moneda. El valor del oro es estable como una roca sólida. No cambia.

Durante el siglo pasado, la Reserva Federal ha estado practicando la inflación intencionalmente al expandir la oferta de dinero y crédito. La degradación del dinero conduce a una pérdida de poder adquisitivo que resulta en precios más altos en general para todos los bienes y servicios.

Es por eso que hoy cuesta más mantener el estilo de vida y pagar sus gastos de vida que hace diez años; o hace cien años. El dólar estadounidense y todas las monedas de papel continúan perdiendo valor. Por lo tanto, los precios que paga en dólares (o yenes, euros, etc.) por los bienes y servicios que compra, continúan aumentando.

Hoy, el dólar estadounidense vale solo una fracción de lo que valía hace cien años. Su poder adquisitivo equivale a aproximadamente un centavo y medio en comparación con el dólar de hace un siglo. Esa es una disminución de entre noventa y ocho y noventa y nueve por ciento.

En consecuencia, esto se refleja en el precio del oro en dólares, que es aproximadamente setenta veces (20,67 dólares por onza x 70 = 1.447 dólares por onza) mayor hoy que hace cien años.

Lo único que resultará en precios más altos para el oro, como la posible cifra de 25.000 dólares por onza, es la continua depreciación del dólar estadounidense. “Esa depreciación continua y la consiguiente pérdida de poder adquisitivo significa que pagará mucho, mucho más por los bienes y servicios que compre”, asegura Williams.

Por ejemplo, continúa el analista estadounidense, ¿cómo será su riqueza si paga 50 dólares por una barra de pan dentro de treinta años? ¿O cincuenta dólares por un galón de gasolina? “Sus «ganancias» de oro serán necesarias solo para mantener su nivel de vida”.

* Kelsey Williams tiene más de cuarenta años de experiencia en la industria de servicios financieros, incluidos catorce años como planificador financiero de servicios completos. Su sitio web, Kelsey’s Gold Facts, contiene artículos con el propósito de educar e informar a otros sobre el oro dentro de un contexto histórico. Además del oro, escribe sobre la inflación y la Reserva Federal. Kelsey es el autor de dos libros: “Inflation, what it is, what it isn’t”, y “Who’s responsible for it and all hail the Fed”.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.entiempolatinony.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.entiempolatinony.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.