El futuro de la aviación ecosostenible

Los objetivos de reducción de carbono obligan a pensar formas de viajar más sostenibles y a la implicación de las empresas para reducir sus emisiones y residuos.

07 julio 2021 |

El futuro del turismo sostenible pasa necesariamente por la reducción de la huella de carbono. En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015, la Unión Europea se comprometió a alcanzar la neutralidad de carbono en el año 2050. Las aerolíneas son un actor clave para lograr este objetivo, puesto que su actividad representa entre un 2 y un 3% de las emisiones totales.

En 2021, el Índice de Sostenibilidad Dow Jones ha sido liderado por la empresa de aviación KLM. Este medidor es una variación del índice bursátil Dow Jones que toma en consideración aspectos de responsabilidad ambiental de las empresas y nombra a las 320 compañías socialmente más responsables entre las 2.535 más grandes del mundo. Para elaborar la lista se tienen en cuenta factores como la neutralidad de carbono, la inversión en tecnologías limpias y la participación en programas de mejora ambiental. Factores que pueden ayudar a que el consumidor elija su vuelo, si lo que desea es desplazarse con el menor impacto posible.

Reducción de huella de carbono
El combustible sostenible SAF para aviación procede de fuentes renovables, principalmente de residuos de alimentación. Actualmente suponen un 1% del total utilizado por la industria de transporte aéreo; para el año 2030 el objetivo es incrementar este porcentaje hasta un 5%, con lo cual se lograría reducir las emisiones totales de carbono en un 15% respecto al 2005. Una de las medidas más importantes para lograrlo es la inversión en fuentes de combustible sostenibles: en 2022 empezará a operar la primera planta de Europa dedicada específicamente a la producción de combustible a partir de residuos orgánicos en Delfzijl (Países Bajos).

En los últimos años KLM ha puesto en marcha, a través de su programa KLM Takes Care, distintas iniciativas para reducir la huella de carbono, varias de las cuales van dirigidas a conseguir un incremento del uso de combustibles sostenibles. En enero de 2021 realizó el primer vuelo comercial de pasajeros entre Ámsterdam y Madrid con una mezcla de queroseno sintético sostenible, como alternativa a los combustibles fósiles. También ha incluido en las opciones de vuelo la posibilidad de participar en el programa CO2ZERO, mediante el cual el pasajero realiza una contribución para volar con emisión de CO₂ neutra. Este forma parte del programa Fly Responsibly para visibilizar el papel que desempeñan las empresas, la industria y los pasajeros en el objetivo común de reducir las emisiones de CO₂ y lograr un menor impacto en el medioambiente.

Reciclaje de residuos y eficiencia energética
Pero no solo los aviones cuentan en esta transición. Otro factor importante a tener en cuenta es la eficiencia energética del conjunto, mediante el desarrollo de sistemas que consuman menos energía y el uso de materiales más eficientes. Especialmente importante es incrementar el uso de fuentes de energía limpia, como la solar o la eólica, para el funcionamiento de las instalaciones.

En el día a día, un aspecto fundamental es la reducción de los residuos de catering. La legislación de la Unión Europea requiere que todo el material de restauración en vuelos procedentes de fuera de Europa sea eliminado después de su uso, medidas que se han extremado a raíz de la pandemia de COVID-19. Para evitar el desecho masivo de los residuos, la alternativa es reciclar los envases de plástico y convertirlos en material base para la fabricación de otros productos no relacionados con la restauración, como la impresión 3D de herramientas y materiales para mantenimiento. Con esto se consigue reciclar actualmente unas 300 toneladas de plástico al año.

Programas ambientales
Se considera alcanzada la neutralidad de carbono cuando se emite a la atmósfera la misma cantidad de CO2 que se retira. Otra manera de avanzar hacia dicho objetivo, aparte de reducir las emisiones, es aumentar la eliminación de este gas por medios naturales. En la naturaleza hay dos grandes tipos de sistemas considerados “sumideros de carbono”, es decir, que absorben más carbono del que emiten: los bosques y los océanos. Según datos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, estos sistemas son responsables de la eliminación de más de una cuarta parte de las emisiones totales de carbono.

Los programas de reforestación son el principal medio de empresas y otras organizaciones para contribuir al mantenimiento de estos sistemas tan importantes. KLM ha tomado diversas iniciativas en este aspecto, como por ejemplo la campaña de reforestación “Un billete Un árbol” que puso en marcha en 2018 y gracias a la cual se plantaron 22.000 árboles en España. Los pasajeros también tienen la posibilidad de aportar a estos programas, como el que está en marcha para plantar 680 hectáreas de selva tropical en Panamá.

La protección de estos sistemas es tan importante como su expansión. El carbono capturado por los árboles no es eliminado, sino que pasa a formar parte de sus células; por ello, cuando se produce un incendio es liberado a la atmósfera de nuevo y de forma masiva debido a la combustión. Por ello, la lucha contra los incendios forestales es un pilar fundamental en la reducción de emisiones de carbono, además de la prevención de otros problemas como la erosión de los suelos y la pérdida de hábitats y biodiversidad.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.entiempolatinony.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.entiempolatinony.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.