Desarrollan una nueva tecnología para prevenir obstrucciones en catéteres de pacientes con hidrocefalia

Investigadores de la Universidad de Sevilla y el Hospital Universitario Virgen del Rocío (España) han publicado los resultados de la primera prueba con éxito de una nueva tecnología creada para prevenir obstrucciones de catéteres y válvulas (derivaciones) implantadas en el cerebro de pacientes con hidrocefalia.

28 septiembre 2022 |

El diagnóstico y tratamiento temprano de esta complicación constituye un gran desafío médico puesto que actualmente no existen tecnologías o protocolos preventivos para evitarlos y, con el tiempo, afectan a la gran mayoría de los enfermos de hidrocefalia con derivaciones implantadas. Sólo en Andalucía, considerando a adultos y niños, se estima que hay, aproximadamente, entre 6.000 y 10.000 personas con hidrocefalia.
Los experimentos, llevados a cabo en un proyecto europeo, denominado FUSCLEAN, demuestran el funcionamiento de la tecnología y que, concentrando ultrasonidos emitidos desde fuera del cuerpo, se pueden desprender de manera controlada los materiales adheridos en el interior de las derivaciones implantadas en el cerebro de pacientes con hidrocefalia. La tecnología FUSCLEAN permitiría la limpieza preventiva de los catéteres y válvulas sin afectar al cerebro ni otras zonas del cuerpo.

El estudio ha sido publicado recientemente en la revista Operative Neurosurgery. La idea y la tecnología han sido diseñadas y desarrolladas por Emilio Gómez, catedrático de Física Aplicada de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla, con la colaboración de Javier Márquez, neurocirujano del Servicio de Neurocirugía del Hospital Universitario Virgen del Rocío e IBIS y profesor asociado de la US.

Esta investigación comprende simulaciones numéricas en 3D, experimentos con catéteres y válvulas reales en maniquíes y modelos de laboratorio.

Una tecnología para una patología relevante

La hidrocefalia es una patología neurológica muy relevante. Si no se trata, resulta fatal. En la mayoría de los casos (80%) el tratamiento consiste en la implantación de un sistema de derivación del líquido cefalorraquídeo (mediante un catéter y una válvula) hacia una cavidad distal (típicamente, el peritoneo). Sin embargo, las complicaciones son frecuentes y difíciles de anticipar. Las más comunes son las obstrucciones del flujo a través de los catéteres y válvulas implantadas, y requieren tratamiento neuroquirúrgico inmediato debido al riesgo de daño neurológico severo e incluso de fallecimiento. Tales complicaciones tienen un profundo impacto social en la calidad de vida de los pacientes, sus familias y cuidadores, y un alto coste económico.

La tecnología FUSCLEAN permitiría el desarrollo de un tratamiento preventivo personalizado, de acuerdo con las condiciones de las personas afectadas y su derivación, que podría ser programado dentro de las revisiones periódicas de los pacientes.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.entiempolatinony.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.entiempolatinony.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.