Venezuela

Estados Unidos ofrece cinco millones de dólares por el presidente del Tribunal Supremo de Venezuela

Estado de Estados Unidos fijó una recompensa de cinco millones de dólares por información que lleve a la detención del presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Maikel Moreno. Estados Unidos quiere que responda ante un juez por distintos casos de corrupción. Moreno es considerado, además, como una de las figuras clave del chavismo.

23 julio 2020 |

Washington lo considera parte de redes internacionales de corrupción y crimen organizado, y sumó su nombre al de otros altos cargos de Venezuela por los que ofrece cuantiosas recompensas, entre ellos el propio presidente, Nicolás Maduro.

El pasado marzo, el Departamento de Justicia ofreció US$15 millones por la captura del mandatario, al que acusa de delitos de narcoterrorismo, mientras que al vicepresidente de Asuntos Económicos, Tareck El Aissami, se le reclama por narcotráfico.

Moreno rechazó las acusaciones y reprochó a Estados Unidos intentar "subvertir la institucionalidad democrática" mediante "manipulaciones y mentiras".

Moreno tiene un controvertido pasado. Fue agente de la policía política (el actual Sebin) a finales de los años ochenta, en la Venezuela del presidente Carlos Andrés Pérez, del que el propio Moreno fue escolta. En 1989 fue acusado de homicidio por el asesinato de una mujer en Bolívar, cuando Moreno era policía. Fue condenado a dos años de prisión, pero un año después salió de la cárcel gracias a un beneficio procesal.

Poco después fue relacionado con la muerte de un hombre en un tiroteo en 1989, aunque finalmente fue exculpado, informa la BBC Mundo. También fue desestimada la acusación vertida por el ex magistrado chavista Luis Velásquez Alvaray, quien lo señaló en 2007 por formar parte de la denominada Banda de los Enanos, una organización que supuestamente opera en el sistema judicial dedicada a presionar y sobornar a magistrados y a orquestar causas contra enemigos y que ha sido mencionada en varios casos de corrupción.

Poco tiempo después dio un bandazo e inició su carrera en la judicatura como secretario en un juzgado de Caracas. Logró el título universitario como doctor en Derecho Constitucional por la Universidad Santa María de Caracas. Con la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999, se destacó como entusiasta seguidor de las políticas chavistas.

Defendió a «los pistoleros de Puente Llaguno», un grupo de radicales que disparó contra manifestantes en la antesala al golpe de 2002, y liberó a los asesinos de la abogada Consuelo Ramírez Brandt en 2007 a cambio de suculentos sobornos, según sus detractores.

Durante un tiempo estuvo en el consulado de Roma y luego aterrizó como representante de Caracas en Trinidad y Tobago. En 2010 regresó a Venezuela y se doctoró, siendo nombrado magistrado del Tribunal Supremo en 2014. En 2017 fue designado presidente del máximo tribunal. Moreno ratificó la condena de 14 años de prisión al político opositor Leopoldo López. En lo personal, se casó en 2014 con una Miss Venezuela.

Durante el intento de golpe de estado para derrocar a Maduro en 2019, Moreno supuestamente habría estado en la operación cerca de los antichavista conspirando para acabar el presidente. Así lo indicó el enviado para Venezuela del gobierno de EEUU, Elliott Abrams, quien dijo en su día que tanto Moreno como el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, se habían comprometido a apoyar el golpe lanzado por el líder opositor Juan Guaidó para “restaurar la democracia”.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.entiempolatinony.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.entiempolatinony.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.